Adiós a un luchador infatigable e impresdincible, nuestro compañero y amigo Patricio Alonso


| 29 de diciembre de 2019 -
Anticapitalistas Castilla y León |


En la pasada noche del 28 de diciembre, mientras paseaba por una transitada calle de Zamora, nuestro compañero y amigo Patricio Alonso, militante de Anticapitalistas y abogado de profesión, falleció tras sufrir una parada cardiorrespiratoria. El terrible zarpazo que hemos recibido por su fortuita desaparición y el vacío que una pérdida como la de Patri deja son inmensos, insondables, por ello, en primer lugar y en este momento de dolor compartido, desde Anticapitalistas enviamos todo nuestro afecto y cariño a su compañera, a sus hijas –como él, luchadoras e inconformistas- así como a todos sus compañeros y compañeras de activismo y militancia en Zamora y Castilla y León.

El compromiso de Patri destacó siempre para todas las personas que lo conocíamos por su nivel de implicación y su inagotable energía, por su defensa cerrada y solidaria de los derechos de la clase trabajadora, de las y los de abajo, de los valores de la memoria histórica, de la verdad, la justicia, la reparación. Su compromiso antimilitarista desde muy joven y su conciencia ecologista militante ante la crisis global del capitalismo le hicieron participar activamente durante muchos años también de estas causas.

La capacidad de escucha y análisis de nuestro compañero, su inconformismo rebelde a la par que pausado y reflexivo hacían de Patri un militante especial. Un luchador generoso y diferente. No solo era grande en el debate político y en la defensa de sus ideas de igualdad, la justicia social y económica, contra las tiranías de todo tipo, era una buena persona y era, además, un “hacedor”: abogado de la PAH de Zamora, fundador y secretario del Foro por la Memoria de Zamora, luchador sindical en CGT y candidato en las listas de Podemos en Movimiento y, por supuesto, militante incansable de Anticapitalistas, Patri nunca se dio por vencido ante las injusticias, fueran del tipo que fueran.

Este final de año se hace más duro sin ti. Siempre te recordaremos con tu sonrisa inteligente y tu especial manera fraternal, combativa y generosa de afrontar los debates y conflictos. Nos vas a faltar mucho, compañero. Pero nos quedarán siempre en el recuerdo tu energía y tus convicciones y esa forma enriquecedora de compartir sueños y luchas.

¡Seguimos, Patri! ¡Hasta la victoria!


Los comentarios están cerrados.